23.9 C
Caracas
martes, 13 abril, 2021

AUDIO l Guardia Nacional: mediadora en el conflicto de las ensambladoras en Carabobo

-

Chrysler reportó una caída en la producción en 2016 de 99,81% | Foto: Luis Alejandro Borrero

Era algo tremendamente inusual. Una camioneta Toyota entrando por la puerta principal de FCA-Chrysler de Venezuela. Pero allí estaba: blanca, estacionada. Se trataba de una de las patrullas de la Guardia Nacional (GN) que este jueves en la mañana transportaron a efectivos de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) que intentan mediar en el conflicto sindical que allí se desarrolla. “La intención de ellos aquí es que se llegue a un acuerdo hoy a través de su mediación. Nosotros apostamos a que sea así”, dijo Henry Ospina, secretario general del sindicato.

La planta está paralizada. “Tenemos dos semanas que no cobramos. Esa es una de las razones por las que los compañeros tomaron esta decisión. Y no vamos a declinar en nuestras acciones hasta que la empresa nos dé una respuesta”. El sindicalista agregó que les deben un bono de 20 mil bolívares y dos semanas de salario. Son aproximadamente 800 empleados en la planta en Valencia.
La puerta de la empresa, en la zona industrial, amaneció con pancartas, todas exigiendo una sola cosa: aumento salarial de al menos 500% por la inflación. Desde hace aproximadamente dos meses hay una huelga. Pero eso no es lo que tiene las operaciones detenidas del todo. Incluso sin huelga, desde 2014 la firma no tiene dólares para la importación de material CKD (Completely Knock Down) para ensamblar vehículos. Eso hizo que, de la capacidad instalada de 14 mil unidades anuales, en 2016 se produjeran 26 Dodge Forza y una sola Grand Cherokee: un desplome de 99,81%.
Una comisión de trabajadores acudió a la Defensoría del Pueblo de Carabobo. Además de los efectivos militares, se instaló una mesa de trabajo para estudiar cómo la empresa trasnacional podría mejorar económicamente a sus empleados. Algunos van a trabajar solamente para obtener el beneficio de alimentación en el comedor, contó Ospina.

GM podría cambiar su razón social para dejar de ensamblar

El negocio ya no es rentable. Adan Tortolero, secretario general de Sintra-General —uno de los dos sindicatos de General Motors— informó que este jueves se estudiaba en la junta directiva cambiar la razón social de la empresa. Ello para dejar de ensamblar vehículos: la planta más grande de Carabobo, con capacidad de 45 mil unidades anuales, no logró sacar ni un carro en 2016 por la crisis de divisas.
Es una decisión que se está estudiando. El viernes habrá una asamblea general de trabajadores. La firma se dedicaría, de ahora en adelante, a la importación en dólares de repuestos y vehículos terminados. Con el negocio de la posventa le ha ido muy bien, pues la gente prefiere comprar el repuesto —de un Aveo, por ejemplo—, en un concesionario. Es mucho más barato que en una tienda.
Pero ello significaría que de los 2.500 trabajadores, la planta en Valencia se quedaría solo con 500. Una nómina reducida al mínimo para manejar el negocio de los repuestos y la importación de vehículos ya confeccionados, dijo el sindicalista. La preocupación de los trabajadores por su futuro es palpable.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado