17.7 C
Caracas
martes, 9 agosto, 2022

La Paradura del Niño Jesús, una tradición andina que sobrevive a la crisis

-


Mérida.- Este año, en la casa de los Rincón Flores, al Niño Jesús lo pararon de su cuna el 21 de enero. Así lo han hecho los distintos padrinos del Hijo de Dios que la familia ha escogido durante 34 años. Víctor y Rosaura no han dejado un solo enero de hacer esta tradición como agradecimiento a Jesús por haberles ayudado a construir la casa que habitan desde entonces, y por todas las demás bendiciones que cada año él les da, “que no son pocas”, destaca Rosaura de Rincón.
“A nosotros Dios nos dio un solo hijo, que desde hace 14 años está viviendo en España. Aquí nos quedamos Víctor y yo, acompañándonos el uno al otro y haciendo cada año nuestra paradura, así sea con sacrificio, porque es nuestro agradecimiento y pago de promesa al Divino Niño por todos los favores concedidos”, cuenta Rosaura mientras sostiene en sus manos un par de dulces de lechosa y piña, que luego reparte entre los asistentes a la vez que hace una petición en voz alta: “Que el Niño Jesús les dé sabiduría a todos los venezolanos. Que Venezuela vuelva a ser un país de gente de bien”.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a