18.7 C
Caracas
miércoles, 8 diciembre, 2021

Ambulatorio de Maturín tiene cuatro años sin suministros médicos

En el centro de salud faltan 11 médicos y 25 enfermeras, por lo que la atención de pacientes es deficiente, según denuncian habitantes de Las Cocuizas, donde queda el ambulatorio José Antonio Serres

-

[read_meter]

Maturín.- El Ambulatorio José Antonio Serres tiene cuatro años sin recibir suministros médicos. Se trata de una denuncia realizada a El Pitazo, este 29 de octubre, por un grupo de trabajadores y habitantes de la comunidad Las Cocuizas, parroquia homónima de Maturín donde se encuentra ubicado este centro asistencial.

La falta de inyectadoras, algodón, gasas, oxígeno, equipos de rayos X y reactivos en el laboratorio limita los diagnósticos médicos. «Aquí uno tiene que traer de todo para que te puedan atender y, además, aguantar el maltrato del director del ambulatorio que es un déspota», denunció María Ramos, residente de Los Cortijos.

Mariana Sánchez, vecina de la zona, refirió que el déficit de médicos y enfermeras también limita la atención en el servicio de emergencias y que en ocasiones han ingresado cinco urgencias al mismo tiempo y que el personal de guardia tiene que priorizar entre los más graves para brindar atención. Trabajadores de este ambulatorio tipo tres denunciaron que faltan 11 médicos y 25 enfermeras.

LEE TAMBIÉN

Guárico | Fallece mujer por falta de insumos en centro de salud

- Advertisement -

«A veces ocurre que llegan adultos y niños al mismo tiempo, entonces, el médico atiende primero al niño y luego al adulto que debe aguantar el dolor. Aquí no se atienden heridos de bala porque no hay cómo hacerlo. Nuestros médicos se han ido porque el salario no es bueno y porque los abusos del director son muchos y esto es algo que se debe de investigar», indicó Sánchez.

Los trabajadores sienten temor a ser despedidos si denuncian abiertamente las deficiencias del ambulatorio o las condiciones en las que cumplen las guardias: no tienen camillas, no hay agua, los baños no sirven y en la cocina no hay gas doméstico. «Hace mucho tiempo este ambulatorio dejó de ser referencia en la ciudad», expresó un empleado quien prefirió omitir su nombre para evitar represalias laborales.

«Si un trabajador falta dos guardias al mes, entonces, le quitan el beneficio de la bolsa del Clap (Comité Local de Abastecimiento y Producción) y eso es un hecho público porque el mismo director lo pegó en una cartelera que está en la oficina principal», indicó otro empleado.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

[Fancy_Facebook_Comments]
Tu indignación es necesaria
Hazte Superaliado