[read_meter]

Aquí te contamos cómo diversos personajes del cine, inspirados en circunstancias reales, lograron transformar su realidad cuando canalizaron sus emociones para convertirlas en aportes a la sociedad

Nadie puede negar la capacidad fundamental del cine, que es la de entretener. Sin embargo, los directores y guionistas entregan también películas que educan, reconfortan y motivan. Hoy, en El Pitazo, presentamos cinco títulos diferentes con una característica común: casi todos involucran personajes reales que lograron canalizar sus emociones negativas para convertirlas en acciones de cambio.

1

La vida es bella (1993)

Protagonizada y dirigida por el cineasta italiano Roberto Benigni, La vida es bella cuenta la historia de Guido Orefice, un judío italiano que es apresado junto a su pequeño hijo en un campo de concentración, y separado de su esposa. Guido logra ocultarle a su hijo el horror que están viviendo, haciéndole creer que toda la situación es en realidad un juego en el que deben ganar puntos, y el primero que logre acumular 1.000 obtendrá un tanque de guerra auténtico.

A pesar de su final agridulce, La vida es bella es el ejemplo perfecto de cómo el amor puede transformar la percepción de las situaciones más terribles, y de cómo el ingenio y la mentalidad positiva pueden convertir la frustración o la impotencia en un canto a la vida.

2

La lista de Schindler (1993)

Oskar Schindler, un importante empresario alemán que tenía relaciones amistosas con personalidades del nazismo, contrata a Itzhak Stern, un contable judío con buenos contactos en el mercado negro, para ayudarlo en la gestión de sus negocios. Contrataban únicamente empleados judíos, porque los sueldos eran inferiores por imposición del gobierno alemán y porque tanto Stern como Schindler buscaban proteger a la mayor cantidad de estas personas de la deportación a los campos de concentración.

Así, negados a permitir que el nazismo continuara asesinando gente inocente, ambos convirtieron su indignación en algo más y lograron salvar a 850 judíos de los horrores en los campos de concentración.

3

Erin Brockovich (2000)

Basado en una biografía real, la película de Steven Soderbergh cuenta la historia de una mujer que, de pronto, se ve desempleada y con tres niños pequeños, sin nadie a quién recurrir y con deudas por pagar. Sin tener formación jurídica, consigue trabajo como asistente en un bufete de abogados, donde descubre que la empresa PG&E de Estados Unidos es la culpable de la contaminación por cromo hexavalente en el pueblo de Hinkley, hecho que ha causado que los habitantes sean más propensos a enfermedades y mutaciones. Otro ejemplo de cómo la indignación puede llegar a salvar vidas.

4

Hotel Rwanda (2004)

Hotel Rwanda, al igual que La lista de Schindler, cuenta la historia de cómo la indignación se convirtió en el motor que permitió salvar a cientos de inocentes. Ambientada en Rwanda, la película relata la historia de Paul Rusesabagina, el gerente del Hotel des Mille Collines durante la guerra civil entre hutus y tutsis, etnias originarias del país africano.
A raíz del asesinato del presidente, el ejército hutu decide masacrar a todos los ciudadanos tutsis y Paul decide utilizar las instalaciones del hotel internacional para salvar la mayor cantidad posible de vidas. De esta manera, logró proteger a 1.200 personas de una muerte segura.

5

Talentos ocultos (2016)

Esta película cuenta la historia real de tres mujeres afroamericanas, quienes trabajaban en la División Segregada de Cálculo del Ala Oeste del Centro de Investigación de Langley. La protagonista es Katherine Johnson, cuyos cálculos fueron los responsables de llevar a un astronauta estadounidense a completar la primera órbita alrededor de la Tierra.

Sus colegas también lograron metas inalcanzables para las mujeres afroamericanas en 1969, siendo Dorothy Vaughan la primera supervisora de servicios de IBM en la agencia, y Mary Jackson la primera mujer ingeniera aeroespacial de Estados Unidos. Ambas lograron convertir su frustración y su impotencia en logros científicos e, indirectamente, visibilizaron la injusticia del sistema segregacionista norteamericano.

Hasta aquí la lista por ahora. Sabemos que nos faltaron muchas. ¿Qué otra incluirías?

______

Si este contenido te parece relevante, apóyanos para seguir creándolo. Puedes hacerte aliado de El Pitazo. Con una contribución pequeña, podemos lograr cosas grandes. #HazteAliado.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.